El Aceite de Argán es un aceite de vida, proviene de un árbol sagrado de Marruecos.

Me invitaron a la presentación de unos productos maravillosos, no sólo por sus beneficios que ya verán que son bastantes, por las personas increíbles que los están promoviendo,  en una pequeña presentación de ventas nos contaron sobre el proceso de elaboración del Aceite de Argán y de lo importante que es el árbol de Argán para la cultura marroquí.

Les cuento a grandes rasgos porque no soy experta en el tema. Es un árbol que crece en el sudoeste de Marruecos, literal en el desierto, un fascinante árbol con profundas raíces y frondosas ramas que da un fruto similar a la oliva, este fruto no se puede cortar, es necesario esperar a que solito caiga a la tierra y recogerlo, el proceso para la obtención del aceite de Argán es artesanal y lleva su abundancia a las manos que lo hacen, principalmente comunidades de mujeres que viven de ello.

El argán es mucho más que un simple árbol, es mágico y sagrado, es robusto y fuerte, capaz de sobrevivir a climas áridos. Es el símbolo de la vida.

Un árbol sagrado que brinda sus frutos para la elaboración de un aceite rico en Vitamina E, Omegas y muchos beneficios, para la cultura marroquí muy utilizado para todo: rituales, belleza, cocina y salud.

Voy a comenzar a probarlo y les comentaré sus beneficios, lo que más me ha gustado es la historia detrás de este producto tan maravilloso. Les recomiendo que visiten la página de Argánico para más información y para adquirir sus fabuloso kit.

 

Fuente: Argánico 

Anuncios