Todo lo referente a la cultura epistolar me parece tan romántico y sorprendente, me encantaría recuperar ese momento en el que escribía largas misivas para mi prima.

Hace unos días encontré un gran paquete de cartas y tarjetas principalmente de la autoría de mi prima, pero también cientos escritas por mis amigas del colegio, es hermoso poder leer todo lo que nos motivaba en esos días, descubrir los patrones tipográficos que han cambiado desde que comenzamos a escribir.

Me dan ganas de tener un amor por correspondencia y escribirle largas cartas y poemas, esperar con devoción a que llegaran y que mi corazón de un salto al escuchar el ruido del cartero en la puerta.

Parece que el verano me llena de recuerdos y romanticismo.

 

 

Anuncios