Me he impuesto un alocado plan de 42 semanas para cambiar mi vida.

La mitad de las decisiones, quizá las más importantes, se las dejaré a la suerte; si el universo decide alinearse a mis planes, entonces tendremos buenas noticias antes de que el plazo culmine.

Hoy termina la primera semana y, como en cualquier inicio, estoy ansiosa por conocer el resultado.

Resumen emocional, Semana 1: Altamente emotiva y ansiosa porque pasen las otras 41.

image

Anuncios