Bajo la mirada y encuentro la mancha en mi blusa, la suave tela color perla me hace sentir elegante, la mancha no.

Hace algunos años estaría enojada, ansiosa, con ganas de irme… hoy me hace sonreír, me recuerda que tengo un niño hermoso que me sonríe por las mañanas.

Una sonrisa hermosa con la que comparte la dicha por vivir, ahora sólo tengo ansia por descubrir el mundo.

Cierro los ojos y casi puedo sentir esas manitas que tocan todo para conocerlo, memoria dactilar. Deditos polvosos manchando con felicidad mis días.

Anuncios