Lloro de miedo y de angustia. No quiero enamorame, no quiero ver mi reflejo en los ojos de nadie, ni sentir la ilusión de lo probable.

Prefiero la seguridad de mi soledad.

Sólo es un pequeño rayo de esperanza, pero me asusta como si fuera real.

Anuncios