La paja en el ojo ajeno

Cuando se trata de la educación de hijos ajenos es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno, hacer juicios sobre lo estricto que es el otro o todo lo contrario.

Si es tranquilo, es porque seguramente los padres no lo dejan ni respirar, sería ideal que esos monstruosos padres le dieran un poco de espacio para desarrollar su personalidad.

Si es enérgico, se debe a que los padres no ponen límites, el chamaco se convertirá en un tirano que no tiene tolerancia a la frustración porque jamás se le dice que no.

Difícilmente (yo diría imposiblemente) podremos conocer todos los aspectos que llevan a un padre a tomar ciertas decisiones.

La paja que mi me acongoja hoy es la de mi exmarido, se ha involucrado de forma mínima en la educación de mi hijo, quizá mis decisiones no son certeras, pero estoy. 

Mi tema recurrente… Que aburrida me he puesto. 

Anuncios

4 comentarios

    • Así somos y no me gusta, por supuesto no me doy baños de pureza y admito que también juzgo, pero hay dentro de mi cabeza un botón de alto que me hace reflexionar sobre el tema; hay que estar en los zapatos del otro para entender sus decisiones y en cuestión de educación infantil mi política es: sonríe y asiente, que cada quien escoja la crianza que mejor le convenga. Gracias por comentarme Zambu!

  1. No te estreses ni digas que eres aburrida, desgraciadamente muchas personas funcionan de esa manera.
    La buena voluntad siempre prevalecerá y si haces esto por el bien de tu hijo, por muchos errores que vayas comentiendo, aprende de ellos y las cosas irán mejorando. Y el ex… pasa a la siguiente página :D.

    Saludos

    • Antes escribía sobre mis tórridos romances y ahora soy una mamá divorciada peleando contra tonterias, en ese sentido aburrida; la diferencia es que antes tenía emociones cambiantes del amor al odio, del desenfreno a la depresión y ahora mi estabilidad emocional es mucho mayor, estoy más contenta con mi cotidianidad, que me parece reconfortante más que alarmante.

      El ex está relegado a simple mal necesario, hace meses que no llama a su hijo y lo más triste es que el chaparro ni cuenta se ha dado, espero que cuando tenga 10 años y ya pueda pedir lo que necesite quiera buscarlo, me parece fundamental que conozca a ambos progenitores.

      Gracias por tus palabras, por tomarte el tiempo de leerme y comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s