Cuando pienso en los hombres maravillosos con los que no me case, me pesa la inmadurez de mi juventud.

Parpadeo

Al abrir los ojos encuentro ante mi una vida plena, distinta a lo que esperaba, llena de alegrías y amor… de esperanza.

Suspiro

Exhalo la frustración del hubiese. El presente es una mejor versión.

De corazón deseo lo mejor para mis grandes amores muchas bendiciones, que su vida este colmada de amor y alegría como el mio, gracias a esos compañeros que llenaron mi juventud de hermosos recuerdos y experiencias.

Agradezco a la inmadurez de mi juventud por permitirme vivir al máximo, sin pensar calculadoramente en el futuro, seguramente habría sido muy feliz compartiendo todas mis noches en sus brazos, pero confió en Dios y su plan.

Estoy segura que encontrare quien comparta este pedacito de cielo conmigo.

2622d6e950c64825f27071e0694d7c7a

Anuncios