Despertando de una pesadilla.

Cuando te das cuenta que todo eso que no querias ver esta ahí, latente, perpetuo, eterno.

Qué la tristeza que te invade el alma esta justificada, es una estupidez auotocompadecerse, pero hoy es tu único espacio hacia la cordura… tomaste la mejor decisión.

La vida te enfrenta a estos momentos tan nefastos, te ayuda a ver, además es la mejor solución, la única que existe.

Ese interés que sientes por alguien ajenjo es autentico, cambiaste, cambió, ahora los de entonces ya no somos los mismos.

Yo lo quise, es cierto, es tan largo el amor y es tan corto el olvido. Porque en noches como esta lo tuve entre mis brazos, la noche está estrellada y él no está conmigo.

Cuesta trabajo asumir la realidad, pero cierro los ojos quince segundos y me doy cuenta: Llevo años aferrada a lo que no es, esta posibilidad es lo que es, es lo que quiero.

Miedo no te quiero, te repudio, estoy preparada.

Cuando me caiga por este intento, sabré que lo hice con toda mi consciencia, con todo mi corazón.

Después de hoy, no me queda duda, albergo una esperanza que no existe.

Esta nueva esperanza es lo único real, es lo único que mi corazón añora.

De otro, seré de otro, como antes de tus besos.

Fin.

Hoy te entiendo.
Te perdono.
Me perdono… me dejo partir.

Anuncios