Working mamí

Los días de mamá transcurren muy rápido, una siempre está ocupada en mil y un detalles que hacen falta, limpiar, lavar ropa, biberones, ponerlos a desinfectar y todo lo que conlleva el cuidado del crio, peor aún si intentas trabajar.

El otro día despertamos a las 8:00 am, nos metimos a bañar, le di leche, lo deje dormidito, me dispuse a trabajar, despertó, lo consolé, le di más leche, se volvió a dormir, me dispuse a trabajar, despertó, lo consolé, le di más leche, se volvió a dormir, me dispuse a trabajar y a las 12:00 no había logrado hacer nada…

Anuncios

3 comentarios

  1. A mí me pasa igual!! Me he apuntado a dos talleres, pero los he tenido que dejar porque no me da tiempo a hacer las propuestas ni a trabajar los textos. La inspiración, entre bibe y bibe, va y viene a su antojo, sin piedad hacia los plazos 🙂

    • Es desgastante y a la vez reconfortante. A mi me sucede que me recuerda que lo más importante es atenderlo, el resto de los pendientes se vuelven nada contra mi bb.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s