Tengo miedo de ti, de tus reacciones, de tus desplantes…

Tengo miedo de mí, de mis reacciones, de mis desplantes…

Tengo miedo de todo lo que gritamos y las palabras que utilizamos, pero más tengo miedo de aquello que callamos, el origen de todos estos miedos que nos tienen gritando como si no tuviéramos un por qué para estar juntos.

Tengo miedo de que eso sea una realidad, que no tengamos un por qué para estar juntos y al estarlo sólo seamos más infelices al día siguiente, que cada día sea peor que el anterior y este círculo vicioso jamás termine y sigamos juntos sin un propósito.

Tengo miedo de que el amor se acabe, que todo sea un mal sueño o, peor aún, uno bueno que dejamos ir por el miedo que nos produce que el amor termine.

Tengo miedo de querer amarte, de no saber si me amas, de estar a la espera de ese abrazo que tanta falta me hace… 

Anuncios